martes, octubre 10, 2006

Encontrarse...


Esperé
me senté frente al mar
sentí la brisa
me abracé un rato
me tomé un café con las piernas cruzadas
me sometí al tormento
de no estar aquí

Suspiré
tomé un poco de aire nuevo
me canté bajito al oído
me regalé un diamante
me leí un libro
me propuse crecer
y lo deseché

Soñé
cerré un poco los ojos
me encojí de hombros
sentí el corazón pesado
el alma rota
el aliento jadeante

Reviví
me encontré en una esquina
me lloré un poco
me tomé en mis brazos
me acogíme entendí
y nos fuimos las dos juntas vuelta a casa
(la nueva y la vieja... la nueva al fin)
(P.)

7 comentarios:

nanzuki-san dijo...

me encanta Patita..realmente me enanta este poema..es tan propio..lo siento tan mío.....se reconocen tantos fragmentos q x ahí he sentido..aunque llorado a solas...me es grato saber q no era la única...q tb. caminabas x ahí y buscabas un abrazo..o lo q fuere cariñoso.

me alegra de q tengas ya tu propio blog..al fin!!

genial..muy feliz.
tequieromucho

Patita dijo...

Nan, muchas gracias por la visita... Espero que tengamos más tiempo del bueno para compartir.

Tengo la alegría de haberme encontrado contigo hoy, aunque fuera un minuto... Mi compartir contigo me llena inmensamente. Gracias por aportar a un día feliz. Gracias por estar ahí y apoyarme en este pequeñisimo proyecto..

yo tb te re-quiero!!
Besos, que tengas un bello día!

atisimo dijo...

Hola amiguita, que bueno encontrar este espacio tuyo, así podré hablarte aunque estes tan ocupadita.

Un beso grande de tu amigo que mucho te quiere.

Patita dijo...

Querido amigo!

Muchas gracias por tu visita.. Espero que vuelvas a llenarte en este rinconcito y que puedas decirme si quieres que publique algún poema, esa es la idea.

Suerte hoy, te quiero mucho!

Fernando dijo...

Muchos han querido hacer esa travesía hacia lo profundo de si mismo, muchos andan buscando eso ahora, mientras te escribo...

Al final, si logras encontrarte verdaderamente, lo más probables es que no te encuentres, que no te halles, sino que simplemente abraces la vida, la totalidad, como si no fueses "tú", sino el universo manifestado.

Sin embargo, dime si no es cierto cuán necesario es embarcarse en la odisea de reconstruirse. Renacer, resucitar, hallar el dios interior, surgir como un pequeño héroe tal vez.

Se requiere valentía para hacer lo que has estado haciendo... Curar ciertas heridas puede ser un proceso doloroso.

Me alegro ver cómo vas creciendo, me alegra... Espero poder estar a tu lado para acompañarte en lo que pueda.

Te amo... Besos, tu Fernando.

Fernando dijo...

PD.: Me gustó tu poema :D

Patita dijo...

Muchas Gracias, amor!
Espero que la travesía implique no sólo encontrarse, sino que darse espacios, amarse a uno mismo, saber que uno es valioso... y tener espacios como este... todo ha sido parte del viaje...

Que así sea!
Un beso!